La Hermandad del Rocío de Granada visitó a la Niña de Risueño y regaló un broche de la medalla de la corporación en su regreso de la romería.

Regresaba ayer la Hermandad del Rocío de Granada tras participar en la romería que concluía con la salida de la Blanca Paloma el lunes pasado. «Cargados de Rocío», manifestaba la hermandad granadína en sus redes sociales. Tras saludar a la Virgen de las Angustias en su basílica, los romeros que acompañaban la carreta con el Simpecado se detuvo después en la Plaza de Santa Ana para visitar también a Nuestra Señora de la Esperanza con motivo de su próxima Coronación Pontificia. En la puerta de la iglesia los esperaba una representación de la junta de gobierno de la cofradía presidida por el hermano mayor Francisco Fernández. Ante el Simpecado los asistentes entonaron la Salve rociera para, a continuación acceder a Santa Ana. Tras el rezo ante la Virgen, Ángel Fernández, hermano mayor de la corporación rociera, hacía entrega de un broche de la medalla de la Hermandad de Granada con el deseo de que el 13 de octubre los romeros granadinos estén presentes junto a la Niña de Risueño en el día de su Coronación. Agradecemos que un poquito de esa «carga de Rocío» tan recientemente vivida, quede ante Nuestra Madre y en nuestro corazón para siempre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Free WordPress Themes