La Niña de Risueño, trasladada en procesión al tabernáculo de la Iglesia de Santa Ana.

 

 

La tarde del viernes fue especialmente emotiva para los hermanos de la cofradía. Tras la presentación institucional del programa de actos con motivo de la Coronación Canónica Pontificia de la Virgen de la Esperanza que tuvo lugar por la mañana en el Ayuntamiento de Granada, por la tarde se trasladó a la Niña de Risueño de su capilla habitual al tabernáculo de la iglesia, donde permanecerá durante este año tan especial en lo histórico y lo devocional para la cofradía.

La jornada vespertina se inició con la felicitación sabatina a la Virgen y la celebración de la Eucaristía que presidieron nuestros párrocos Manuel García Gálvez y José Gabriel, Martín Rodríguez y nuestro hermano y párroco de Güejar Sierra, Maiquel Hernández Montero. A su término la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza fue traslada en procesión solemne hasta el baldaquino sobre el sagrario de la iglesia, acompañada por los hermanos más antiguos de la hermandad. Las campanas de la parroquia de santa Ana y el aplauso; los vivas y las lágrimas anunciaban el momento en que la santísima Virgen de la Esperanza quedaba ubicada en el tabernáculo.

 

Vídeo: Alejandro Castro Sánchez.

Fotos: Sergio Aguayo.

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Free WordPress Themes